Valor económico y Gestión

Isotipo Difunde PNG 150px

Para los países pioneros en la aplicación de las políticas de protección del Patrimonio, el tema económico ha ocupado un lugar secundario salvo en lo referente a los costes necesarios para renovar o mantener el Patrimonio. El valor “positivo” utilizado como referencia era el VALOR HISTÓRICO Y ARTÍSTICO, base para asignar un valor al Patrimonio, y por consiguiente la atención y quizás un esfuerzo financiero. A día de hoy esa tendencia se ha visto modificada existiendo una fuerte demanda de identificación y de medición de un VALOR ECONÓMICO del Patrimonio hasta el punto de ocupar un lugar comparable a los valores anteriormente mencionados.

Con el creciente reconocimiento para salvaguardar un Patrimonio, se plantea el problema de su uso y la vigencia de su propia finalidad. Muchos monumentos han perdido esa finalidad: un monasterio en desuso, un almacén marítimo, un hospital militar, etc., tienen hoy en día un valor histórico o artístico innegable, pero el propósito para el que fueron construidas ha desaparecido. Por tanto, su conservación no es evidente, salvo si es para darles un nuevo propósito: transformarlos en hoteles, en centro cultural, etc.

Las normas internacionales de ámbito mundial en materia de Patrimonio natural y cultural proceden fundamentalmente de la UNESCO. Los órganos de gobierno de la UNESCO son la Conferencia General y el Consejo Ejecutivo, siendo la Secretaría, dirigida por el Director General, la que implementa las decisiones tomadas por ambos órganos. La acción de la UNESCO se desarrolla en diversas temáticas y para ello emplea un conjunto de instrumentos normativos:

  • CONVENCIÓN: Designa todo acuerdo en virtud del cual cada una de las Partes firmantes de la Convención asume compromisos de carácter jurídicamente obligatorio, cuyo cumplimiento es objeto de seguimiento por parte de la Organización, y que se plasma en informes periódicos. En la actualidad existen en vigor seis convenciones:
    • Convención para la protección del Patrimonio cultural en caso de conflicto armado (1954)
    • Convención para prohibir e impedir la importación, la exportación y la transferencia de propiedad ilícitas de bienes culturales (1970)
    • Convención para la protección del Patrimonio mundial cultural y natural (1972)
    • Convención para la protección del Patrimonio cultural subacuático (2001)
    • Convención para la salvaguardia del Patrimonio cultural inmaterial (2003)
    • Convención para la protección y promoción de la diversidad de las expresiones culturales (2005)

De todos ellos, el aspecto más conocido y destacable es la creación de la “Lista del Patrimonio mundial” de la Convención de 1972, más conocida como Patrimonio de la Humanidad. En España, el proceso para la presentación de candidaturas se inicia por las Comunidades Autónomas, cada una de las cuales selecciona los bienes de su Comunidad susceptibles de ser declarados Patrimonio Mundial en el futuro. Esta selección se presenta al Ministerio de Cultura, y el Consejo de Patrimonio Histórico (integrado por representantes del Ministerio y de las Comunidades Autónomas) aprueba las inclusiones a la Lista Indicativa Española.

  • RECOMENDACIÓN: Se trata de un texto de la Organización dirigido a uno o varios Estados, invitándoles a adoptar un comportamiento determinado o actuar de cierta manera en un ámbito cultural específico. En principio, carece de fuerza vinculante para los Estados Miembros, por lo que suelen emplearse en cuestiones sobre las que no existe un consenso lo suficientemente amplio para aprobar un Convenio.
  • DECLARACIÓN: Es un compromiso puramente moral o político, que únicamente compromete a los Estados en virtud del principio de buena fe. Como ejemplo, puede citarse la Declaración de la UNESCO relativa a la destrucción intencionada del Patrimonio cultural de 2003, emitida con motivo de la destrucción en Afganistán de los Budas de Bamiyan.
Selexyz Dominicanen (Maastricht, Holanda)
Selexyz Dominicanen (Maastricht, Holanda)

Esta identificación del uso se hace fundamental para la conservación. De hecho, el mantenimiento requiere un esfuerzo financiero elevado, y aunque los Estados, las autoridades locales o los mecenas estén dispuestos a ello, la larga lista del Patrimonio para proteger lleva a exigir más recursos financieros, especialmente cuando los gastos de la conservación también están aumentando.

Hoy en día, aparece la distinción entre el VALOR DE EXISTENCIA y VALOR DE USO del Patrimonio:

  • VALOR DE EXISTENCIA.- El que presenta un Bien independientemente de su uso. Es un valor en sí mismo, unido a la existencia misma del monumento.
  • VALOR DE USO.- El que presenta un Bien por el mero hecho de ser visitado siendo medible para cada uno de los usuarios mediante los servicios prestados y en contrapartida los ingresos que conlleva. Se puede hablar de valores directamente económicos o de otros de tipo social o medioambiental.
Presbyterian church in Muswell Hill (Londres, Reino Unido)
Presbyterian church in Muswell Hill (Londres, Reino Unido)

El consumo público de los valores de existencia corresponde a la aglomeración del consumo privado de los valores de uso, agregan los ingresos de la actividad a cualquier subvención de las entidades públicas.

La simple consideración de un valor de existencia, pero no de un valor de uso es arriesgada en sí misma, porque la conservación del Patrimonio pasa a depender exclusivamente de la financiación pública o de donaciones privadas que son eminentemente aleatorias respondiendo a las necesidades que la sociedad tiene en cada momento de la historia.

El psicólogo humanista norteamericano Abraham Maslow formuló en la primera mitad del siglo XX en su obra “A Theory of Human Motivation” una de las teorías de motivación más reconocidas hoy día: la teoría de la pirámide de Maslow, que trata de explicar gráficamente qué impulsa la conducta humana. La pirámide consta de cinco niveles que están ordenados jerárquicamente según las necesidades humanas que atraviesan todas las personas. En la base de la pirámide aparecen nuestras necesidades más básicas, las fisiológicas como alimentarse o respirar, que todos los humanos necesitamos cubrir en primera instancia. Una vez cubiertas estas necesidades, buscamos satisfacer nuestras necesidades inmediatamente superiores, pero no se puede llegar a un escalón superior si no hemos cubierto antes los inferiores, o lo que es lo mismo, según vamos satisfaciendo nuestras necesidades más básicas, desarrollamos necesidades y deseos más elevados.

Teoría de la pirámide de Maslow
Teoría de la pirámide de Maslow
  1. Necesidades básicas o fisiológicas:Son las únicas inherentes en toda persona, básicas para la supervivencia del individuo. Respirar, alimentarse, hidratarse, vestirse, sexo, etc.
  2. Necesidades de seguridad:Se busca crear y mantener una situación de orden y seguridad en la vida. Una seguridad física (salud), económica (ingresos), necesidad de vivienda, etc.
  3. Necesidades sociales:Implican el sentimiento de pertenencia a un grupo social, familia, amigos, pareja, compañeros del trabajo, etc.
  4. Necesidades de estima o reconocimiento:Son las necesidades de reconocimiento como la confianza, la independencia personal, la reputación o las metas financieras.
  5. Necesidades de autorrealización:Este quinto nivel y el más alto solo puede ser satisfecho una vez todas las demás necesidades han sido suficientemente alcanzadas. Es la sensación de haber llegado al éxito personal.

En la medida en que el Patrimonio natural y cultural sea capaz de adaptarse a las circunstancias y responder a necesidades más prioritarias, lograremos por parte de la sociedad, que los recursos humanos, financieros y tecnológicos dedicados al mismo lo sean en mayor medida. 

En la actualidad, las subvenciones y las ayudas públicas y privadas se ven cada vez más disminuidas debido a cambios en la jerarquía de objetivos de las políticas de los distintos países y a los imprevistos financieros y de comunicación de las empresas, por lo que se pide que los valores de uso cubran no sólo la producción de servicios, sino la misma preservación de los monumentos para evitar una dependencia excesiva del mecenazgo popular. De hecho, hoy en día, la tendencia al alza en los municipios o regiones propietarias de un bien patrimonial es la de ceder la gestión a un operador privado, para que sea éste el encargado de “mantener” el mismo dentro de un rango acotado de gastos e ingresos.

Iglesia desconsagrada, Il gattopardo cafe (Milan, Italia)
Iglesia desconsagrada, Il gattopardo cafe (Milan, Italia)

El Patrimonio natural y cultural actúa en el desarrollo económico de los territorios como factor de atracción ya sea como FUENTE DE ACTIVIDAD, como PALANCA PARA LA CREATIVIDAD o como HERRRAMIENTA DE COHESIÓN SOCIAL.

  • Fuente de actividad.-

Este es el reconocimiento más inmediato del valor económico del Patrimonio cultural. Viniendo a gastar su dinero en un determinado territorio y para hacer una visita a un monumento, a un museo o a un paisaje, los turistas van a crear flujo de gastos, de actividades y puestos de trabajo que generarán desarrollo e ingresos fiscales. Su llegada provoca el mismo resultado que una exportación, excepto que en este caso, los consumidores se mueven para consumir el producto, mientras que en la exportación es el producto que se mueve para satisfacer al consumidor. Lo importante aquí es que tras estos gastos, intervendrán otros gastos por parte de los que se beneficiaron sólo del primer flujo de gastos turísticos directos, y así sucesivamente.

Los gastos de un turista no son sólo los que realiza en un monumento: entradas, compra en la tienda, servicios eventuales de restauración, sino también los gastos de hoteles y restaurantes, compras de suvenires, transporte, etc.

Acueducto de Segovia (Segovia, España)
Acueducto de Segovia (Segovia, España)

Desde el momento en que el Patrimonio no es solo un lugar para visitar, sino una fuente de los servicios ofrecidos y solicitados en campos paralelos a la visita (servicios de hospitalidad, productos derivados, etc.), aparece como una importante fuente de actividad económica, tanto a nivel nacional como a nivel local. A nivel nacional, el caso del impacto del Patrimonio en términos de puestos de trabajo es a la vez significativo y revelador. En Francia, los monumentos y los museos movilizan para su funcionamiento diario casi a 40.000 trabajadores, pero su mantenimiento y conservación sustenta un número de puestos de trabajo ya por encima o cerca de 45.000. En cuanto a los gastos de los visitantes en beneficio de los hoteles y de los restaurantes sustenta casi 160.000 puestos de trabajo.

Podemos diferenciar cuatro tipos de servicios que se prestan: las visitas (pagados o gratuitos), alojamiento (en general en el hotel), eventos culturales (acogida de eventos culturales o de formación), la tienda (venta de productos). Esta diversidad es importante porque las visitas no pueden ser solo la actividad ofrecida por los sitios de Patrimonio ya que pese a ser el servicio más solicitado, es también el más limitado por los costos que conlleva.

Tren turístico (León, España)
Tren turístico (León, España)

La experiencia demuestra que sólo un cierto nivel de diversificación de servicios permite la sostenibilidad de los monumentos, y en esta variedad, los servicios de alojamiento desempeñan el papel de palanca. Cuando un monumento comienza a poner en práctica las actividades de valorización, se caracteriza en primer lugar por la importancia relativa de las visitas, este último disminuye poco a poco en beneficio del alojamiento. A medida que su actividad aumenta, volvemos a una situación en la que la parte del alojamiento vuelve a bajar en beneficio de la de las visitas, pero con una mayor presencia de otras actividades. La función de restauración parece significativa solo cuando la de los monumentos es importante, lo que se explica por la importancia de los costes fijos. Los eventos culturales son importantes cuando el tamaño es limitado, pero no suelen generar importantes ingresos, si están situados en zonas rurales muy remotas.

Los beneficios esperados del Patrimonio natural y cultural son muy sensibles a las características del territorio. Mientras que las grandes ciudades tienen la capacidad de satisfacer las necesidades de los turistas, los territorios débilmente diversificados y pequeños, se ven obligados a importar los recursos cualificados requeridos del exterior a un coste elevado, lo que reduce los beneficios esperados. La explotación de un sitio impone muchas veces una actividad excesiva en relación a las posibilidades locales y aunque estos efectos complejos se dominan, conducen a menudo a modificar las riquezas relativas de los diferentes actores locales, lo que puede crear tensiones sociales.

  • Palanca para la creatividad.-

Con el colapso de una serie de actividades tradicionales, esperamos encontrar en la existencia de un Patrimonio natural y cultural en sí la base de estas nuevas actividades, de ahí la importancia simbólica y real del turismo patrimonial. Pero el Patrimonio también puede generar un ambiente creativo.

Los territorios con Patrimonio natural y cultural pueden atraer no sólo a los turistas, también a nuevos residentes y a la inversión, siempre que este Patrimonio se mantenga y se valore. Este argumento ha desempeñado un gran papel en el caso de las ciudades que han llevado a cabo las inversiones culturales importantes en este ámbito.

Barrio de los pintores (París , Francia)
Barrio de los pintores (París , Francia)

Las ciudades son creativas si saben atraer la clase creativa. Es el conjunto de estos trabajadores, a menudo jóvenes y muy bien formados, que adoptan unos estilos de vida originales o marginales, que pretenden continuar independientemente de su lugar de independencia. Cada uno añade un valor a su manera y los recursos de la propiedad intelectual, como el importe de los derechos realizados, pueden servir aquí como indicador operativo. La ciudad les atrae porque sabe cómo reconocer las necesidades específicas de esta clase, necesidades donde el deporte lo comparte con la cultura, el entretenimiento educativo, y sobre todo donde la nueva clase es reconocida en sí misma al igual que una comunidad étnica, con sus restaurantes, sus salas de reuniones, etc. Sin embargo, no hay que olvidar que las decisiones fundamentales de asentamiento en núcleos urbanos son tomadas por las empresas, y es difícil, que se instalen únicamente en función de un carácter en un entorno cultural.

Curtidoría de Chouara (Fez, Marruecos)
Curtidoría de Chouara (Fez, Marruecos)

Existen experiencias interesantes al respecto, como por ejemplo el Programa de renovación de las ciudades del Magreb y del Mashreq implementadas por el Banco Mundial: al renovar las zonas monumentales antiguas, se ha dado una nueva oportunidad de vida a estas ciudades, no sólo porque se ha mejorado el nivel de vida, sino porque se les da una imagen fuerte y positiva. La tasa de crecimiento de la ciudad ascendió después de la conservación y mejora del Patrimonio cultural y supuso el aumento del precio de los terrenos debido a la llegada de nuevos hogares o los nuevos participantes.

  • Herramienta de cohesión social.-

El Patrimonio natural y cultural tiene la virtud de hacer sentir a los miembros de una comunidad su pertenencia a la misma historia y a sus valores compartidos y ello deriva en la aportación de un valor económico indirecto que supone:

  • Posibilidad de acceso a actividades vinculadas al mismo y por lo tanto a fuentes de ingresos adicionales.
  • El aumento de la cohesión social supondrán el ahorro de muchos costes de cohesión y seguridad.
  • Inserción e integración social de la inmigración, organizando viajes de descubrimiento de la ciudad, no sólo de reconocimientos del terreno, sino también de talleres de expresión artística a partir de diferentes formas del Patrimonio.
  • Inserción e integración social de los presos, normalmente al margen de cualquier política cultural. La actividad cultural en las cárceles crece bajo restricciones excepcionales, pero creando beneficios significativos debido a las inmensas necesidades. Los “permisos de salida” se otorgan a algunos reclusos para visitar museos acompañados por sus supervisores, una nueva experiencia e interacciones totalmente inéditas para el público concernido. Esta actividad cultural en las prisiones es considerada como una aportación de un incremento de existencia que va más allá del bienestar y reemplaza la “prosperidad”, indispensable a la vida cotidiana y la trayectoria futura del preso.
  • Formación profesional derivada de las intervenciones en el Patrimonio que permiten a los jóvenes adquirir habilidades tradicionales y, una vez terminada la intervención, movilizarlos a otros proyectos. A medida que estas escuelas movilizan a los jóvenes en dificultad que no han terminado los ciclos de estudios completos, se vinculan los objetivos económicos (empleo), social (integración) y ambiental (protección) sobre la base de asociaciones locales que apoyan sus aspectos financieros, humanos y técnicos. Sectores como el resinero, abandonado en España desde hace décadas, vuelve a activarse en los últimos años: España importa 50.000 toneladas de resina o equivalentes, por 50 millones de euros, pese a disponer de pinares suficientes para el autoabastecimiento por lo que la crisis ha supuesto el renacimiento con fuerza el oficio de resinero, en el que los trabajadores se sienten cómodos por la flexibilidad de los horarios, no tener jefe y poder marcarse sus objetivos.
Explotación de resina (Soria, España)
Explotación de resina (Soria, España)

Una cosa es saber cómo un bien patrimonial puede cubrir los costes de los servicios que hace y su conservación, y otra cosa es saber cómo contribuye en el desarrollo del territorio donde se ubica.

Hay tres tipos de efectos:

  • EFECTOS DIRECTOS.- Realizados dentro del propio Patrimonio.
  • EFECTOS INDIRECTOS.- Los realizados fuera del sitio del Patrimonio, pero en su zona y, como resultado de la existencia de este Patrimonio.
  • EFECTOS INDUCIDOS.- reinversión de los remanentes generados por los efectos directos e indirectos.

Es conveniente distinguir entre datos económicos y datos financieros: los datos económicos son a menudo muy generales y hacen hincapié en los muelles de la actividad; mientras que los datos financieros son exclusivamente de carácter monetario y sirven, sobre todo, para definir los presupuestos por parte de los actores.

Castillo de Javier (Navarra, España)
Castillo de Javier (Navarra, España)
  • Indicadores elementales:
  • Los ingresos y el valor contingente.- Se trata del ingreso de la actividad y no de los recursos, se deben identificar claramente las partes relacionadas con los ingresos, las subvenciones y el patrocinio. Si no hay ingresos, pero hay un interés en saber qué podrían pagar los visitantes o los usuarios, se utiliza el término VALOR CONTINGENTE o disposición a pagar, y el principio es pedir la ayuda de una muestra representativa de los visitantes actuales o potenciales sobre qué precio estarían dispuestos a pagar. Ello permite saber si podemos o no modificar el precio, en caso de que un bien patrimonial puede cubrir sus gastos de funcionamiento, de conservación, etc.
  • Los gastos diarios de los turistas en el territorio concernido/ relacionado.- Establece el presupuesto diario de los gastos de un turista sea cual sea su objetivo: comidas, pernoctaciones, visitas turísticas, tiendas de suvenires, ocio, etc. Estos gastos pueden variar según el origen del turista o el periodo del año. En general son las encuestas de las oficinas de turismo o las cámaras de comercio las que hacen este ejercicio.
  • El empleo y las cualificaciones.- El desarrollo del Patrimonio contribuye a crear puestos de trabajo no sólo empleo en el Patrimonio cultural, sino dentro de las actividades que se benefician de la presencia del capital cultural, tales como hoteles y restaurantes. Hay que tener cuidado de responsabilizar la única contrapartida de estos puestos de trabajo. Este indicador de empleo debe tener en cuenta los niveles de cualificación definidos en cada país. Sea cual sea el uso que se pretende, es necesario pensar en puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, aunque las actividades culturales y hoteleras puedan ser de temporada o parciales.
  • El presupuesto y el valor añadido.- El presupuesto de la institución o de la actividad patrimonial concernida, debe de ser, obviamente, tomado en consideración.
  • El precio del terreno.- El precio de la tierra es un indicador a menudo asociado con los estudios sobre la contribución del Patrimonio en el desarrollo económico, y por lo tanto un fuerte indicador de valor económico. Se considera que la presencia de un jardín, de un monumento, de un museo ayuda a mejorar las condiciones de vida y por lo tanto se traducirá en un aumento del valor de la propiedad en comparación con otros lugares u de otros alojamientos que no gozan de las mismas ventajas. De esta manera, los ingresos procedentes de los impuestos de propiedad aumentan, ya que su producto aumenta.
  • Los ingresos por patrocinio.- La parte del patrocinio es importante porque demuestra una legitimación de la acción emprendida a los ojos de la sociedad. El patrocinio se entiende aquí como cualquier forma posible de mecenazgo: el patrocinio de habilidades, el patrocinio financiero, el patrocinio popular o crowdfunding, los patrocinios de las grandes empresas o donantes ricos, etc.
  • El saldo financiero para la Administración pública.- La mayoría de las veces se considera que esta posición es negativa, dada la importancia de las subvenciones pagadas a la institución cultural concernida, lo que, en tiempos de crisis financiera, lleva, desde luego, a las entidades públicas a recortar esos gastos. A esto se suman los “gastos tributarios” resultantes del patrocinio: a partir del momento en que los donantes pueden deducir una parte de sus donaciones de su base de ingresos, lo cual resulta automáticamente una pérdida de ingresos para el Estado. Del mismo modo se puede considerar que un tipo reducido del IVA sobre la restauración de un monumento histórico llevará a una pérdida de beneficios. Pero también hay que señalar que la actividad generada por la existencia del Patrimonio cultural crea los ingresos fiscales: con el aumento de la actividad y del empleo, debemos esperar ingresos adicionales en concepto de IVA, el impuesto sobre la renta, el impuesto sobre las ganancias de las empresas, etc.
  • Métodos de análisis

Hay una amplia variedad de métodos de análisis que combinarán precisamente estos indicadores básicos. Los dos principales son: el ANÁLISIS DE COSTE-BENEFICIO y el ESTUDIO DE IMPACTO:

  1. ANÁLISIS DE COSTE-BENEFICIO.- El principio del análisis de coste-beneficio es saber si una inversión patrimonial (una conservación, la organización de una actividad, la acogida de un festival) es económicamente sostenible o no. Su principio es prever los costes de organización y los gastos ordinarios de funcionamiento; los posibles ingresos, incluyendo las subvenciones y las donaciones, para actualizar estas dos series, para dar cuenta de sus ritmos diferentes de realización en el tiempo y finalmente de relacionar entre los beneficios y los costes actualizados con la esperanza de que esta relación sea bien entendida. Estamos por lo tanto muy cerca del análisis financiero. El principal problema de este análisis reside en el hecho de justificar una elección cultural basada sólo en un argumento económico.
Hotel Ristorante Grotta Palazzese (Puglia, Italia)
Hotel Ristorante Grotta Palazzese (Puglia, Italia)

2. EL ESTUDIO DE IMPACTO.- Trata de dar una visión del conjunto de sus efectos y sus costes para toda la economía, ampliando gradualmente el perímetro del estudio de la actividad patrimonial en sí mismo a todos los gastos y del empleo que esta actividad provocará en un territorio determinado. En general, presenta cuatro etapas

  • Determinación de efectos directos.– Se recogen las informaciones sobre la actividad patrimonial en sí mismo, teniendo en cuenta todas las actividades posibles: visitas, alojamiento, souvenirs, alquileres, concesiones, ediciones de los productos audiovisuales, etc.
  • Determinación de efectos indirectos.– Se reagrupan las informaciones estadísticas sobre las actividades movilizadas por aquellos que utilizan la actividad patrimonial y vinieron a por ella, ya sean residentes o turistas sobre todo porque sus gastos serán significativos.
  • Determinación de efectos inducidos.– Debido a los efectos directos e indirectos que algunas personas ven aumentar su actividad y su negocio, y entonces van a añadir en el futuro nuevos costes al territorio sobre la base de los ingresos ganados. Dado que este efecto se hará sentir durante varios períodos y vaya a embotarse ya que también pueden ahorrar o gastar fuera del territorio, lo que crea huidas, se utiliza para determinarlos un coeficiente multiplicador que se aplica a la suma de los efectos directos e indirectos para establecer el efecto inducido. La elección del multiplicador se debe establecer en función de las características del sistema económico local: si la economía local está bien integrado, es decir si se puede cumplir con las exigencias que se les plantean, la integración es buena y el multiplicador es elevado. Por lo contrario, si el entorno no es capaz de satisfacer las necesidades expresadas y si hay que importar desde el exterior los bienes y servicios necesarios, hay una gran cantidad de fugas y el multiplicador es débil. La experiencia dice que un multiplicador de 1,5 es razonable.

El conjunto de directos, indirectos e inducidos hay que convertirlos en términos de empleo (por ejemplo, dividiendo todo el producto por el salario promedio anual) o convertirlos en términos de posiciones financieras de las entidades públicas viendo cómo la suma de estos efectos se traducen en ingresos adicionales en concepto de IVA, impuestos sobre la renta, impuestos sobre la renta de las la sociedades y otros impuestos, etc. Por ejemplo, se puede demostrar que la economía francesa, donde el presupuesto del Louvre, representa 200 millones de euros y crea un producto de más de mil millones de euros. Esta información deberá ser suficiente para demostrar la importancia de las actividades provocadas por la existencia del Louvre. Pero a veces se utiliza de otra manera, para que la deducción de un euro gastado en el Louvre cree cinco para la economía francesa. Esta forma de razonar, extendida en la actualidad, es falsa ya que para que estos 5 euros aparezcan, se combinan otros factores: la situación macroeconómica, la seguridad de los viajes, la innovación de los hoteleros, de los restauradores, etc. La relación de causa a la relación causal nunca es directa, ya que será filtrada por una serie de otros factores que la amplifican o la amortiguan.

Vuelos en globo sobre la Ribeira Sacra (Orense, España)
Vuelos en globo sobre la Ribeira Sacra (Orense, España)

Los gestores de bienes naturales y culturales adolecen, con carácter general, de un conocimiento profundo en materia de economía financiera, hecho determinante a la hora de dar respuesta a cuestiones que determinan el éxito de iniciativas referentes al Patrimonio: factores determinan el comportamiento económico de los agentes culturales, mecanismos de financiación de la actividad cultural, medición y justificación de contribuciones económicas de desarrollo de programas culturales, etc. Son pocos los modelos de gestión económica y financiera que pueden ser aplicados de manera directa a las particularidades de la actividad patrimonial manteniendo unos principios de racionalidad económica, eficacia y eficiencia presupuestaria.

La mayor parte de los modelos de gestión económica y financiera parten de la asunción, indiscutida en muchos casos, de que el objetivo de la institución gestionada es la maximización del valor económico. Los sistemas de gestión financiera aplicados en las empresas, de esta forma, tratan de optimizar el valor de las participaciones de los socios, a través de la maximización del beneficio económico. Si bien es cierto que parte de la actividad cultural se desarrolla a través de organizaciones empresariales, no podemos dar esta premisa como absoluta. En buena medida, la gestión de la actividad cultural se desarrolla con objetivos que no se materializan en un objetivo económico, aunque la actividad desarrollada comporte en la mayor parte de los casos gastos e ingresos.

Rehabilitación del Palacio Episcopal de Albarracín (Teruel, España)
Rehabilitación del Palacio Episcopal de Albarracín (Teruel, España)

Las recomendaciones prácticas que podrían ser consideradas como una guía para el desarrollo de la gestión económica y financiera en el ámbito cultural son:

  • Definir los objetivos de la organización, no sólo aquellos de carácter económico.
  • Conocer la elasticidad de la demanda del bien o servicio cultural que se ofrece.
  • Analizar los mecanismos de financiación de la actividad propuesta, explorando mecanismos alternativos.
  • Estimar los gastos de la actividad, distinguiendo entre: Costes fijos, Costes variables, Costes semi-fijos
  • Calcular el Punto de Equilibrio
  • Definir los presupuestos de la actividad.
  • Establecer un mecanismo riguroso para valorar la eficiencia de la gestión.
  • Analizar el impacto económico que genera la actividad, como medida de su contribución social.
  • Definición de objetivos

Es importante que en la definición de los objetivos se contemplen aquellas metas que no tienen un carácter monetario. La articulación de los objetivos ha de ser, necesariamente, el punto de partida del modelo de gestión económica y financiera a aplicar.

Los objetivos que articula la gestión cultural no pueden expresarse siempre en términos pecuniarios estando vinculada con objetivos de satisfacción de necesidades no económicas, o de realización personal. Esta cuestión explica algunas medidas que no siguen un criterio estrictamente económico como por ejemplo la tradicional disputa entre los gestores de museos, en relación con su competencia por exhibir determinadas obras de arte: los grandes museos tienen reservas enormes, en las que conservan objetos que son raramente expuestos, y que incluso pueden ser de mayor calidad que los exhibidos en museos más pequeños. Los gestores de estas instituciones estarían encantados de disponer de algunos de los rechazos, pero es necesario considerar que el objetivo de los museos no es únicamente económico, derivado de la obtención de los mayores ingresos por venta de entradas posible, sino también la conservación y el estudio del Patrimonio artístico.

  • Estimación de los ingresos

En términos generales, podemos decir que son tres las posibles fuentes de recursos económicos:

  • Ingresos directos derivados de la demanda del público, o los compradores de arte.
  • Los ingresos por esponsorizaciones, o derivados de las donaciones privadas.
  • La financiación pública, mediante ayudas específicas, o por la convocatoria de programas oficiales.

La primera es la más incierta. Anticipar la posible demanda de la actividad desarrollada es especialmente importante, ya que permite configurar los presupuestos de forma más realista. Mientras que las donaciones privadas o esponsorizaciones, así como las ayudas públicas, pueden conocerse a priori. Los ingresos derivados de la demanda no son conocidos hasta el momento en el que se oferta la actividad. Por tanto, el riesgo que comportan para los organizadores es mucho mayor. Saber anticiparlo, y gestionarlo adecuadamente es una de las cuestiones básicas de la gestión de las iniciativas culturales.

La disposición al pago puede comprenderse a partir del concepto de elasticidad del precio, que permite explicar qué ocurre cuando los precios se incrementan o se reducen. Así, si las entradas para un determinado espectáculo se abaratan en un 10% y, como consecuencia de ello, se consigue acoger a un 10% más de público, diremos que la elasticidad del precio es, en este caso, igual a 1. Si se vende menos de un 10% adicional, la demanda se denomina inelástica. Por el contrario, si con la reducción del precio se consigue atraer a una proporción mayor de público, estaríamos en una situación de demanda elástica.

La experiencia previa en la organización de eventos y actividades culturales en un ámbito determinado y en una zona geográfica concreta, proporciona los datos de partida necesarios para estudiar, y determinar la elasticidad de la demanda. Disponiendo de datos históricos de precio y demanda en la actividad a evaluar, el cálculo de la elasticidad es sencillo, y podría plantearse a través de la siguiente fórmula:

(Et) = Variación en la cantidad demandadat / Variación en los ingresost

  • Mecanismos alternativos de financiación

En la mayor parte de los casos, la autofinanciación, las becas y los programas públicos suelen ser los mecanismos más utilizados. En muchos casos no resultan suficientes y, dadas las restricciones en el acceso al crédito bancario, resulta necesario acudir a fuentes alternativas, entre las que podemos destacar las siguientes:

  • La autoproducción: es la forma más sencilla de financiación, ya que implica abordar los proyectos con fondos propios. Es de destacar, en este sentido, la creciente proporción de profesionales de la cultura y el arte que apuestan por producciones propias.
  • Crowdfunding: implica mecanismos de financiación colectiva, a través de plataformas diseñadas con esta finalidad. Además de asegurar financiación, el crowdfunding permite medir el grado de impacto de las iniciativas planteadas. Las plataformas funcionan estableciendo una cantidad objetivo, de la que se parte, y un plazo para conseguir esta financiación a través de las aportaciones del público interesado. La actividad, se desarrollará en el caso de que se alcance el nivel fijado de financiación.
  • Financiación mediante alianzas. Supone un esfuerzo de participación colectiva, en el que los objetivos de varios agentes culturales se apoyan unos en otros.
  • El uso de las Redes. Las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación han ofrecido un amplio abanico de posibilidades para el desarrollo de redes culturales. Estos facilitan acceso a recursos, de información, conocimiento, contacto, pero también de financiación de proyectos. Las redes sociales expanden el ámbito de la comunidad cultural, y han modificado el patrón de consumo de bienes y servicios culturales.
  • Estimación de los gastos

Se ha de partir de la consideración de que no todos los costes tienen la misma naturaleza, ni las mismas implicaciones para la gestión de la actividad, pudiendo clasificarlos:

  • Según el área con la que se vincula el coste:
  • Costes de Producción: se generan como consecuencia del desarrollo de la actividad cultural en sí misma (materiales, mano de obra, montajes, contrato de servicios).
  • Costes de Distribución: se generan por llevar el bien o servicio hasta el consumidor final.
  • Costes de Administración: derivados de la propia gestión de la actividad cultural.
  • Costes financieros: se generan por el propio acceso al capital necesario para la organización de la actividad cultural (intereses, comisiones, etc.)
  • Según su identificación:
    • Costes directos: pueden identificarse fácilmente con el bien o servicio.
    • Costes indirectos: en los que se incurre, pero que no se pueden vincular directamente con ninguna oferta específica, sino que han de repartirse mediante alguna base de distribución.
  • Según el momento del tiempo en que se producen:
    • Costes históricos, generados en un momento de tiempo anterior a la celebración de la actividad.
    • Costes predeterminados: se estiman a priori, y se utilizan para elaborar presupuestos.
  • En función del control que se tenga sobre los mismos:
    • Costes Controlables: sobre los cuales el gestor cultural tiene capacidad de decisión.
    • Costes no Controlables: sobre los que no se tiene autoridad para su control, y que han de pagarse con independencia de los resultados de la actividad
  • De acuerdo con su comportamiento económico:
    • Costes Fijos: permanecen constantes durante un periodo de tiempo determinado, y no varían en función del volumen de la actividad desarrollada.
    • Costes Variables: se modifican en función del volumen de la actividad desarrollada. No se incurrirá en ellos si la actividad no se desarrolla, y si esta se intensifica, tendrán un montante más elevado.
    • Costes Semi-variables: tienen una parte fija y otra de carácter variable, que se modifica de acuerdo con el volumen de la actividad. A su vez, pueden diferenciarse dos tipos de costes semi-variables: Mixtos (tienen un componente fijo básico, a partir del cual comienzan a incrementarse) o Escalonados (permanecen constantes hasta cierto punto, y crecen en niveles determinados de actividad).
Restauración del conjunto urbano de la Villa de Covarrubias Casa de Doña Sancha (Burgos, España)
Restauración del conjunto urbano de la Villa de Covarrubias Casa de Doña Sancha (Burgos, España)
  • Cálculo del punto de equilibrio

El Punto de Equilibrio puede definirse como el nivel de actividad en el cual los ingresos obtenidos son iguales a los costes, tanto fijos como variables. Sería así el punto a partir del cual la celebración de la actividad, o la venta de los bienes culturales presenta más ingresos que costes, representando, un límite mínimo, a partir del que se puede operar. Para calcular el punto de equilibrio se pueden utilizar dos aproximaciones, igualmente válidas:

  • Según el número de unidades: cuando la actividad implica la venta de unidades determinadas (obras, entradas), es posible determinar el número mínimo de ellas a vender para que el desarrollo de la actividad no concluya con un saldo negativo. La fórmula a aplicar en este caso es la siguiente:

Donde:

CF = costes fijos;

PVq = precio de venta de cada unidad;

CVq = costo variable unitario

  • En unidades monetarias, cuando la naturaleza de la actividad no implique la venta de un número determinado de productos o de accesos al servicio ofertado. En este caso, el cálculo se haría a través de la siguiente expresión algebraica, que resulta ligeramente diferente de la anterior:

Donde:

CF = costes fijos;

CVT = coste variable total;

VT = ingresos totales

La siguiente figura, representa gráficamente el Punto de Equilibrio, y constituye una segunda forma de determinarlo, mediante un procedimiento gráfico en el que se representan los costes fijos, variables y totales, así como los ingresos estimados, para determinar por el cruce de los últimos, el punto del plano en el que se produce el equilibrio.

Restauración y recuperación del Jardín Histórico de El Capricho (Madrid, España)
Restauración y recuperación del Jardín Histórico de El Capricho (Madrid, España)
  • Elaboración del presupuesto

Tiene dos dimensiones fundamentales que están intrínsecamente relacionadas: Fondos que resultan necesarios para el desarrollo de la actividad e Ingresos que se espera obtener con la misma.

En términos generales, una correcta administración financiera de un programa cultural debería disponer de los siguientes escenarios:

  • Presupuesto de supervivencia: el mínimo necesario para la supervivencia del programa.
  • Presupuesto garantizado: ingresos y gastos sobre los que se tiene certeza, a partir del cual se puedan valorar desviaciones.
  • Presupuesto óptimo, en el que se expresen los niveles de ingresos y gastos óptimos. Supondría, de esta forma, la materialización de los objetivos previstos.
  • Presupuesto de trabajo, en el que se vayan registrando las ejecuciones reales de ingresos y gastos, para valorar las desviaciones sobre los presupuestos anteriores.
  • Eficiencia en la actividad cultural

Trata de cubrir los siguientes objetivos:

  • Concreción de los objetivos de la organización. Selección de indicadores que mida, de forma clara, la consecución de dichos objetivos. Determinación de los indicadores clave.
  • Selección de un número reducido de indicadores y ratios de carácter económico y financiero.- Selección de indicadores financieros. Los indicadores seleccionados en el paso anterior han de expresarse en términos financieros:
    • Elasticidad de la demanda.
    • Medidas de liquidez (disponibilidad de recursos económicos para hacer frente a pagos inmediatos).
    • Dependencia de recursos externos.
    • Capacidad de autofinanciación.
    • Dependencia de costes fijos.
    • Facilidad de acceso a recursos financieros.
    • Dependencia de financiación pública.
  • Definir un número de medidas reducido que permitan evaluar la gestión de la actividad, el desarrollo profesional de los contratados y, en su caso, la implicación del personal voluntario. En el desarrollo de una actividad cultural intervienen un número variable de agentes, con objetivos diferentes y, en algunos casos, contrapuestos:
    • Clientes, interesados por la satisfacción de sus necesidades artísticas y culturales.
    • Voluntarios, para los que ha de medirse su nivel de implicación, o la capacidad de la organización para retenerlos.
    • Donantes y patrocinadores, considerando no sólo el número, sino la tendencia.
    • Administraciones, interesadas por el servicio público prestado por la organización.
    • Trabajadores contratados, para los que habría de medirse su cualificación, el grado de desarrollo profesional y la capacidad de la organización para retener a los más capacitados.
  • Definir indicadores de calidad válidos y fiables. Determinar una medida de calidad en la gestión, no sólo de la calidad de la actividad programada, sino a los propios mecanismos de gestión:
    • ¿Disponemos de un mecanismo que permita evaluar el desarrollo de la actividad y adoptar las medidas correctoras necesarias en el caso de que sea necesario?
    • ¿Qué medidas permiten evaluar nuestra calidad como gestores culturales?
    • ¿Cómo valoramos nuestros mecanismos de gestión?
    • ¿Qué error de medida asumimos en nuestra valoración de la calidad del producto o servicio que ofrecemos?
    • ¿Cuáles son los puntos fuertes de nuestra capacidad organizativa?
    • ¿Qué aspectos necesitan un esfuerzo de mejora?
  • Crear una presentación lo más visual posible de los resultados obtenidos de la valoración de la eficiencia. Expresar gráficamente los resultados del proceso de análisis. La información extraída de las fases anteriores es especialmente relevante para la organización, por lo que será necesario que se plantee de la forma más transparente posible.

 

  • Contribución social de la actividad cultural

Una adecuada estimación del impacto económico generado puede incluso justificar y favorecer el acceso a fondos de financiación pública y privada. En términos generales, podemos describir dos tipos de impactos derivados del desarrollo de cualquier actividad cultural, los impactos directos e indirectos, que se definen de la siguiente forma:

  • Impacto Directo: mide el incremento directo en la demanda de las empresas locales derivado de la aplicación del presupuesto de la actividad. En el caso de que la actividad convoque a público, es necesario también considerar los incrementos de la demanda derivados de su afluencia (gastos de hostelería, hospedaje, transporte, etc.). Así, para la estimación del Impacto Directo será necesario considerar:
  • Los desembolsos realizados de manera directa por la gestión de la actividad como consecuencia de la aplicación del presupuesto.
  • Otros gastos realizados por el público, complementarios a su asistencia al evento.
  • La capacidad de atracción turística de la actividad programada.
  • Impacto Indirecto: la aplicación del impacto directo supone, en definitiva, un incremento en la actividad de diferentes empresas del contexto económico en el que se desarrolla la actividad. Para ofrecer los bienes y servicios demandados tanto por la organización como por el público asistente, tendrán que realizar a su vez consumos de bienes y servicios, que incrementarán la actividad económica local, generando riqueza de forma indirecta.
  • Impacto Inducido: Muchas actividades culturales requieren, además la contratación de personal para su desarrollo. A través de las cantidades que perciben estos trabajadores, también se produce un impacto económico, derivado del incremento en el poder adquisitivo de los ciudadanos en el contexto local. Estos desembolsos no se traducirán de manera inmediata en una mayor demanda, aunque sí potencian la capacidad futura de compra. El impacto inducido recibe, normalmente, una consideración distinta, debido a dos características básicas:
  • tiene un efecto diferido en el tiempo
  • está condicionado por los hábitos de compra y ahorro de los consumidores.
Claustro del Palacio Ducal de Pastrana (Guadalajara, España)
Claustro del Palacio Ducal de Pastrana (Guadalajara, España)

La financiación ofrecida por la UE alcanza a todo tipo de proyectos y programas: Desarrollo regional y urbano, empleo e inclusión social, agricultura y desarrollo rural, asuntos marítimos y pesca, investigación e innovación y Ayuda humanitaria.

La financiación se rige por normas estrictas: se trata de seguir estrechamente el uso de los fondos y de garantizar que el dinero se gaste de manera transparente y responsable. Los 28 comisarios europeos son colectivamente los responsables últimos de garantizar que los fondos de la UE se gasten de forma adecuada. Pero, como la mayor parte de los fondos se administra en los propios países beneficiarios, son sus gobiernos quienes se responsabilizan de hacer controles y auditorías anuales.

Más de 76% del presupuesto de la UE se gestiona conjuntamente con las Administraciones nacionales y regionales mediante un sistema de “gestión compartida” y principalmente a través de cinco grandes  FONDOS ESTRUCTURALES Y DE INVERSIÓN que ayudan a aplicar la estrategia EUROPA 2020:

Hay otros fondos que gestiona directamente la UE. Se asignan en forma de:

  • SUBVENCIONESPARA PROYECTOS CONCRETOS RELACIONADOS CON LAS POLÍTICAS DE LA UE, que en general se conceden después de publicarse una “convocatoria de propuestas”. La financiación procede en parte de la UE y en parte de otras fuentes.
  • CONTRATOSPUBLICADOS POR LAS INSTITUCIONES EUROPEAS PARA LA ADQUISICIÓN DE BIENES, SERVICIOS U OBRAS que necesiten para funcionar: estudios, formación, organización de conferencias, equipos informáticos, etc. Los contratos se adjudican mediante licitación.

La lista de beneficiarios de las licitaciones, subvenciones o ayudas al desarrollo de países no miembros se publica en internet.

Devil Bridge (Gablenz, Alemania)
Devil Bridge (Gablenz, Alemania)
  • Solicitar financiación
  • PEQUEÑAS EMPRESAS.– Las PYME pueden recibir financiación de la UE a través de subvenciones, préstamos y garantías. Las subvenciones son ayudas directas, mientras que los demás tipos de financiación se conceden a través de programas gestionados por los países miembros.
  • ORGANIZACIONES NO GUBERNAMENTALES Y DE LA SOCIEDAD CIVIL.- Las ONG y las organizaciones de la sociedad civil pueden recibir financiación siempre y cuando trabajen en las áreas de competencia de la UE y no tengan ánimo de lucro.
  • JÓVENES.- Hay dos grandes tipos de financiación:
  • Educación y formación: Oportunidades de estudios a través de Erasmus+, apoyo a alumnos de los últimos cursos de la educación secundaria y formación profesional en otro país.
  • Juventud: cofinanciación de proyectos que fomenten la participación ciudadana, el trabajo voluntario y una actitud multicultural y amplia de miras.
  • Entre 2014 y 2020, la UE destinará cerca de 80.000 millones de eurosa financiar la investigación, principalmente a través de su programa insignia Horizonte 2020. Suele hacerse a través de subvenciones para financiar parcialmente toda clase de proyectos de investigación.
  • AGRICULTORES Y EMPRESAS RURALES.- La mayoría de los agricultores de la UE puede optar a pagos directos de apoyo a la renta. Alrededor de un tercio de estas ayudas se concede a cambio de prácticas ecológicas tales como mantener pastos permanentes, diversificar los cultivos, etc. Los agricultores también reciben dinero según la superficie que ocupan, pero siempre y cuando utilicen métodos de cultivo ecológicos, que preserven la biodiversidad, mantengan la calidad del suelo y tengan bajas emisiones. Además, la financiación de la UE sirve para formar a los agricultores en nuevas técnicas y modernizar o reestructurar sus explotaciones. Más en general, se utiliza para mejorar el nivel de vida en las zonas rurales creando empleo y ofreciendo servicios básicos. Siempre en el capítulo de desarrollo rural, los jóvenes agricultores pueden recibir ayudas específicas para crear su negocio y disfrutar de porcentajes más altos de ayuda para las inversiones que hagan en él.

El Plan de trabajo en materia de cultura (2015-2018) establece distintas prioridades para la cooperación europea en el campo del Patrimonio natural y cultural:

 

HORIZONTE 2020 (H2020) es el nuevo programa de la unión europea que financia proyectos de investigación, desarrollo tecnológico, demostración e innovación en el contexto europeo. Para el periodo 2014-2020 el programa cuenta con un presupuesto de 80 M€. Los proyectos subvencionables bajo el programa H2020 hacen frente a los retos sociales de la UE, contribuyen al aumento de la competitividad europea y ayudan a reforzar la excelencia de la base científica.

 

 

INSTRUMENTO PYME-HORIZONTE 2020 El instrumento PYME es el nuevo esquema de financiación del Programa Horizonte 2020 especialmente orientado a PYMEs. El esquema se articula en tres fases mediante subvención (Fase 1: Business Plan I- Análisis de viabilidad; Fase 2: Business Plan II- Proyecto de Innovación y Demostración; Fase 3: Ayuda a la comercialización) y se dirige a PYMEs que tengan la ambición de crecer e internacionalizarse a través de un proyecto de innovación de valor añadido Europeo.

 

 

ERA-NET COFUND Las ERA-NET Cofund son instrumentos de apoyo y co-financiación de partenariados público-privados que lanzan de manera conjunta convocatorias de carácter transnacional. Serán elegibles organismos que financien y/o gestionen programas de investigación e innovación de ámbito nacional o regional. Acciones complementarias tales como actividades de networking y coordinación entre programas en diferentes países son también elegibles.

 

 

FONDOS DE LA POLÍTICA DE COHESIÓN: La política europea de desarrollo rural contribuye a que las zonas rurales de la UE puedan hacer frente a la amplia gama de retos económicos, medioambientales y sociales que plantea el siglo XXI.. La política de desarrollo rural comparte una serie de objetivos con los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (Fondos EIE).El Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) tiene como objetivo fortalecer la cohesión socioeconómica dentro de la Unión Europea corrigiendo los desequilibrios entre sus regiones. El FEDER centra sus inversiones en varias áreas prioritarias clave. El Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) contribuirá a la estrategia Europa 2020 fomentando un desarrollo rural sostenible en toda la Unión como complemento de los demás instrumentos de la PAC, la política de cohesión y la política pesquera común. Contribuirá al desarrollo de la Unión de un sector agrícola más equilibrado desde la óptica territorial y medioambiental, más respetuoso con el clima, más resistente a los cambios climáticos, más competitivo y más innovador. También debe contribuir al desarrollo de los territorios rurales.

 

EUROSTARS 2 es un programa Europeo de innovación destinado a PYMEs intensivas en I+D. El programa promueve actividades colaborativas y transnacionales de I+D orientadas al mercado. Para el periodo 2014-2020 el programa cuenta con un presupuesto global de 1.140 M€ y cuenta con la participación de 33 países EUREKA (entre ellos se encuentran los 28 Estados Miembros de la UE) y el apoyo de la Unión Europea.

 

 

COSME es el programa de la Unión Europea para la Competitividad de las empresas y las PYMEs. Para el periodo 2014-2020 el programa dispone de un presupuesto global de 2,3 M€ para la financiación de acciones que promuevan el emprendimiento, mejoren el acceso de las PYMEs a la financiación y faciliten al acceso al mercado.

 

 

LIFE es el programa de la Unión Europea dedicado al medio ambiente. Como tal cofinancia proyectos en la Unión Europea y en varios terceros países. Los proyectos financiados pueden estar propuestos por agentes, entidades o instituciones públicos o privados. Para el periodo 2014-2020 el programa cuenta con un presupuesto de 3.456,7 M€, desglosándose en los Subprogramas Medio Ambiente (con 2.592,5 millones de euros) y el Subprograma de Acción por el Clima (con 864,2 millones de euros).

 

 

AMBIENT ASSISTED LIVING (AAL) es un programa de investigación y desarrollo destinado a mejorar la calidad de vida de las personas mayores mediante el uso de las Nuevas Tecnologías. Es un programa impulsado por 20 Estados Miembros de la Unión Europea, 3 Estados Asociados y cuenta con la participación de la Comisión Europea.

 

 

INTERREG V El mecanismo de cooperación territorial europea se estructura en torno a tres tipos de programas para el periodo de financiación 2014-2020:

– Cooperación transfronteriza (8.569 millones de euros): financia proyectos colaborativos en los que participan entidades de ambos lados de la frontera común, tales como los proyectos transfronterizos España-Portugal (POCTEP) y España-Francia (POCTEFA).

 – Cooperación transnacional (2.431 millones de euros): financia a proyectos colaborativos impulsados por entidades nacionales, regionales y locales de zonas geográficas más amplias como la Cooperación territorial del Espacio Sudoeste Europeo (SUDOE).

– Cooperación interregional (700 millones de euros): impulsa el intercambio de buenas prácticas entre regiones en temáticas tales como la investigación e innovación, eficiencia energética o competitividad de las PYMEs, entre otros.

 

Cooperación y Desarrollo (EuropeAid) EuropeAid tiene la misión de ejecutar los instrumentos de ayuda externa de la Comisión Europea que son financiados por el presupuesto de la Comunidad y el Fondo Europeo de Desarrollo en países en desarrollo en todo el mundo, tanto cerca de las fronteras de la Unión Europea como en otros continentes. La finalización va destinada a proyectos de temáticas muy diversas desde la integración de colectivos desfavorecidos hasta el empoderamiento de organizaciones civiles o administraciones locales.

 

 

ERASMUS+.- Tiene por objetivo apoyar a actividades en materia de educación, formación, movilidad, juventud y deporte. ERASMUS+ es un programa europeo que no se limita al ámbito de la formación universitaria, sino que comprende todas las etapas educativas, desde la educación escolar hasta la formación permanente de adultos. Para el periodo 2014-2020 el programa cuenta con un presupuesto de 14.700 M€.

 

 

EUROPA CREATIVA.- Es el nuevo programa de la Unión Europa destinado a impulsar los sectores culturales y creativos. Con un presupuesto global de 1.460 M€ se financiarán proyectos transnacionales colaborativos entre organizaciones culturales y otras entidades dentro y fuera de Europa. El programa apoyará redes transnacionales, plataformas de operadores culturales, proyectos de capacitación y formación en el sector audiovisual, la traducción y promoción de obras literarias, la organización de festivales de cine y el desarrollo de obras de ficción, animación y videojuegos, entre otros. Sello de Patrimonio Europeo: Los lugares de interés del Patrimonio europeo son hitos en la creación de la Europa de hoy. Representan y simbolizan la historia, la integración, los ideales y los valores europeos desde los orígenes de la civilización hasta la Europa actual. La tramitación en España se realizará a través de la Subdirección General de Protección de Patrimonio Histórico.

 

CAPITALES EUROPEAS DE LA CULTURA: El actual sistema de Capitales Europeas de la Cultura expira en 2019. Como el proceso de selección por el título se inicia con seis años de antelación, para que las ciudades dispongan de suficiente tiempo de preparación, el Parlamento y el Consejo han adoptado la Decisión relativa a las Capitales Europeas de la Cultura para los años 2020-2033. Además de los dos Estados miembros que comparten título cada año, la iniciativa propone que los países candidatos o potencialmente candidatos a la adhesión a la UE también propongan una ciudad candidata a Capital Europea de la Cultura cada tercer año. En este nuevo calendario, a España le corresponde ser Capital europea de la Cultura en 2031.