Operadores de referencia

Isotipo Difunde PNG 150px

Europa es una realidad que sobrepasa los límites de las instituciones europeas. Existe un amplio tramado de organizaciones civiles que, bajo estructuras asociativas o federativas, congregan miembros, socios y simpatizantes de todos los países de Europa y de todos los ámbitos sectoriales posibles. Intercambiando información, conocimientos profesionales, poniendo en marcha proyectos colaborativos, o pasando por el ejercicio del lobbying o el despliegue de herramientas de control y de análisis sectorial.

El reparto territorial de las sedes de las organizaciones existentes lo encabeza Bélgica, seguida de Francia, Alemania y Países Bajos. Esta concentración alrededor del triángulo París-Bruselas-Ámsterdam, configura un centro y una periferia respecto al cual todo agente cultural toma posición.

Aproximadamente el 80% del total de las Asociaciones y Fundaciones culturales europeas cuenta con miembros españoles, aunque al referirnos a los órganos de gobernanza de dichas organizaciones, ese porcentaje se reduce hasta aproximadamente el 30%.

En Europa son varios los operadores con una actividad destacada en el campo de la salvaguarda del Patrimonio natural y cultural. Se referencian a continuación varios de ellos, tanto españoles como del resto de Europa según fecha de fundación:

National Trust for Places of Historic Interest or Natural Beauty (más conocido como “National Trust”) fue fundado en 1895 y es la mayor organización de afiliados del Reino Unido, contando, a día de hoy, con más de 4 millones de miembros y más de 20 millones de visitantes a sus propiedades cada año. Su propósito principal es proteger espacios y lugares históricos de una manera sostenible y accesible a la totalidad de la sociedad, centrándose fundamentalmente en la conservación de casas históricas, paisajes y jardines. Desarrolla su labor a través de una estructura constituida por unos 67.000 voluntarios y hasta 15.000 empleados, en función de la época del año, ofreciendo a sus socios y visitantes experiencias a lo largo y ancho de todo el Reino Unido.

“National Trust” es la más importante organización de este tipo en Europa y el segundo propietario de bienes inmuebles privado del Reino Unido, después de la Corona real. Administra más de 300 monumentos y 200 jardines que van desde lugares megalíticos a mansiones de todos los tiempos. Su campo de intervención incluye edificios industriales y colecciones. Poseyendo 250.000 hectáreas de tierras y 1200 kilómetros de costas, adquiridas a través de su proyecto de protección “Neptune”.

El presupuesto que maneja anualmente esta Organización ronda los 550 millones de euros, pudiéndose desglosar la financiación en dos bloques:

  • CUOTAS ANUALES DE LOS SOCIOS.- Representan un 30% de los ingresos y su aportación oscila entre los 60€ para un miembro a 110€ anuales para una familia.
  • INVERSIONES FINANCIERAS Y RENTAS DE SUS PROPIEDADES LEGADAS O DONADAS, ya sean edificios o terrenos, y que en función del contrato inicial pueden cederse o enajenarse siempre y cuando no se trate de bienes de interés colectivo, por definición inalienables. Se define desde un principio con el donante qué partes de la donación o las herencias podrán cederse para garantizar la conservación de la propiedad principal. Gran número de propiedades son, de hecho, donadas específicamente con el fin de venderlas con el propósito de lograr recursos para proyectos de mayor envergadura. NT administra más de 330 edificios, a menudo de gran calidad y a veces resultante de la conversión de edificios inusuales, faros, castillos, poniendo en alquiler una parte de los mismos. NT hace llamamientos públicos a través de sus publicaciones para encontrar los arrendatarios a algunas residencias históricas, se restauran, se rehabilitan y se arrendan a terceros generalmente como residencias de vacaciones reguladas por contratos comprometiéndose el arrendatario a apoyar el planteamiento de conservación y desarrollo de las propiedades.

“National Trust” consagra aproximadamente un 10% de su presupuesto anual, a CAPTACIÓN DE SOCIOS, A PUBLICIDAD Y A LA COMUNICACIÓN, convirtiendo la silueta de la rama de roble en un logotipo reconocido a través de todo el país. Todos los edificios los caminos, barreras y cierres de sus propiedades llevan placas informando al visitante que la propiedad pertenece al NT, recordando y fomentando discretamente la solicitud de hacer un donativo para la conservación del lugar o la necesidad de ayuda de voluntarios.

“National Trust” basa una gran parte de su éxito en la actividad de su red de VOLUNTARIOS. Estos voluntarios dedican una parte su tiempo a un monumento, una propiedad o una colección concreta a la cual se ligan. Sus dedicaciones varían en función de las aptitudes de cada uno de ellos, y van desde la recepción del público al mantenimiento de los jardines. Estos voluntarios ascienden de manera estable a aproximadamente 67.000 personas de todas las edades, procedencias y formación que son organizados por equipos permanentes constituidos por: arquitectos, obreros, restauradores, juristas o contables. La organización vela por sus intereses garantizándoles un marco de calidad y una formación de alto nivel que hace esta experiencia lo suficientemente enriquecedora como para mantener entre ellos un alto nivel de motivación.

“National Trust”, dentro de un marco intelectual estricto de conservación para las generaciones futuras, se caracteriza por una excepcional flexibilidad de gestión de las distintas propiedades, adaptándose a cada situación con una voluntad de desarrollo y de inserción en la cultura local. Administra atentamente desde las bibliotecas de los propios bienes hasta las colecciones de arte o las zonas de jardines, considerándolas como inseparables de la historia y de la sensibilidad de las personas que las han habitado. En el mismo espíritu restaura y revaloriza la cara oculta de estos edificios: implementando en cada propiedad soluciones para reducir, en lo posible, su impacto medioambiental: reducción de los períodos de apertura para limitar la calefacción de los grandes edificios, puesta en servicio de pequeñas centrales eléctricas, producción de las propias verduras o frutas para los restaurantes de las propiedades, etc.

La Asociación Española Amigos de los Castillos (A.E.A.C.) es una organización cultural española sin ánimo de lucro y fue fundada en 1952 al amparo de un Decreto de 22 de abril de 1949, por el que se venían a proteger los castillos y se les reconocía como Monumentos nacional. Los fines de la Asociación son: contribuir a la conservación, revitalización y protección, moral y material, del Patrimonio monumental fortificado español y estimular el estudio, conocimiento e interés por nuestros castillos, poniendo de relieve su importancia artística, histórica y cultural.

Cuenta con 27 Delegaciones Provinciales y con más de 2.400 socios repartidos por todas las Comunidades Autónoma, organizando cursos, seminarios, congresos de Castellología, conferencias y viajes culturales a diversos lugares de España y el extranjero, y desde el año 1953 editas la Revista “Castillos de España”.

Así mismo, convoca anualmente el Premio de Investigación Castellológica “Manuel Corchado” y desde 1958 concede una serie de galardones a aquellas personas e instituciones que contribuyen a la defensa, investigación, conservación, restauración y rehabilitación de los monumentos de arquitectura militar de nuestro país. Dispone de la Biblioteca Federico Bordejé en la sede de la Asociación, que está abierta al público en general y cuenta con fondos de Arte, Historia, Patrimonio-Histórico y Castellología. Así mismo, ha realizado el inventario de fortalezas de España en colaboración con los Ministerios de Cultura y Defensa, siendo en la actualidad el inventario existente mas completo.

La Asociación es propietaria del Castillo de Villafuerte de Esgueva, que se encuentra inmerso en un proceso de restauración, para el que cuentan con la ayuda de los Fondos PRODER, la Junta de Castilla y León y la aportación de sus asociados.

La Asociación, en consonancia con las actuales tendencias en restauración de Patrimonio histórico-artístico, muestra su preocupación por la conservación no sólo del propio edificio, sino del entorno o paisaje en el que se localiza, realizando estudios técnicos de alto nivel para las administraciones públicas, como Planes Directores de restauración, Planes de protección, o estudios para la delimitación del entorno de los castillos.

Europa Nostra es una institución europea que agrupa a más de 400 organizaciones activas en el campo del Patrimonio Cultural distribuidos por el todo el territorio europeo. Fue creada en 1963 bajo la iniciativa de Italia Nostra, como respuesta a la grave amenaza de supervivencia de la ciudad de Venecia, causada por las regulares inundaciones. En 1991 se fusionó con el Internationales Burgen Institut (Instituto Internacional de Castillos), que había sido creado en 1949.

Europa Nostra es reconocida como una ONG asociada a la Unión Europea, el Consejo de Europa y la UNESCO. La red cubre más de 50 países ha constituido una red pan-europea compuesta por 250 organizaciones asociativas (asociaciones y  fundaciones de Patrimonio que representan a más de 5 millones de personas), y unas 150 organizaciones asociadas (cuerpos gubernamentales, autoridades locales y corporaciones). Acoge, además, unos 1500 miembros individuales, que apoyan directamente su misión. Constituye un importante “lobby” para la defensa del Patrimonio Cultural en Europa y pone de relieve la excelencia a través de la concesión de los Premios Unión Europea de Patrimonio Cultural/ Europa Nostra, realizando campañas para la salvaguarda de Monumentos, Sitios o Paisajes culturales europeos en peligro como el programa de los 7 Monumentos más amenazados (7 Most Endangered Programme).

La financiación de esta Organización se sustenta sobre:

  • Cuotas anuales de los socios: en torno a los 150.000 €/año.
  • Inversiones financieras y rentas de sus propiedades legadas o donadas: aproximadamente 350.000 €/año.
  • Subvenciones de la c.e. A actividades concretas: en torno a los 300.000 €/año
  • Otros ingresos por actividades: Aproximadamente 400.000 €/año

Dispone por tanto de unos ingresos medios anuales de en torno al 1.200.000,00 € que destina al mantenimiento de su carga de estructura (un 25%) y a los gastos derivados de sus actividades.

Sus objetivos específicos son promocionar, a nivel europeo, altos estandartes de calidad en los campos de conservación del Patrimonio, de la arquitectura, de la planificación urbana y rural, y promover un desarrollo equilibrado y sostenible del medio ambiente urbano y rural, construido y natural, haciendo de la salvaguarda y conservación del Patrimonio un objetivo prioritario para los poderes públicos, a niveles nacional y europeo. Considera el Patrimonio como pilar básico de la identidad europea y del sentimiento de ciudadanía europea, asegurando el adecuado soporte para el mismo en varias áreas de la política y de la financiación europea, abogando por la necesidad de tener en cuenta de los problemas del Patrimonio en el momento de redactar y de aplicar toda política nacional y europea que tenga un impacto directo o indirecto sobre el Patrimonio.

Sus actividades son coordinadas por una Secretaría Internacional con sede en La Haya (Países Bajos) que es asistida en sus trabajos por representaciones locales de los distintos países asociados. En 2010, Europa Nostra ha abierto una Oficina de Enlace en Bruselas, cuya tarea es coordinar las actividades de Europa Nostra como grupo de presión hacia las instituciones de la UE y otros organismos europeos e internacionales como el Consejo de Europa y la UNESCO, con sedes en Bruselas, Estrasburgo y París. Las principales actividades de Europa Nostra son:

  • Actuar ejerciendo presión para la conservación, mejora y promoción del Patrimonio cultural en Europa.
  • Celebrar y promover la excelencia a través de los Premios de la Unión Europea para el Patrimonio Cultural / Galardón Europa Nostra.
  • Salvar los monumentos históricos, sitios y paisajes culturales de Europa en peligro.
  • Animar una red de actores del Patrimonio cultural en Europa.

Durante el Congreso del Patrimonio Europeo en 2012, Europa Nostra y 27 otras organizaciones y redes internacionales y europeas, activas en el campo del Patrimonio natural y cultural, decidieron establecer la Alianza del Patrimonio Europeo (The European Heritage Alliance).

Otra de las actividades mas destacadas de Europa Nostra, consiste en la organización y entrega de los Premios de la Unión Europea de Patrimonio Cultural / Premios Europa Nostra celebran la excelencia en la conservación del Patrimonio cultural, desde la restauración de edificios y su adaptación para nuevos usos, hasta la rehabilitación de paisajes rurales y urbanos, la interpretación de sitios arqueológicos y el cuidado para las colecciones de arte. Además, destaca la investigación, el dedicado servicio por el Patrimonio cultural de individuales y organizaciones, y los proyectos educativos relacionados con el Patrimonio cultural. Los premios son soportados por la Comisión Europea en el cuadro del Programa Cultural de la UE. y son organizados por Europa Nostra desde 2002. Este sistema de premios busca promocionar altos estandartes y habilidades de alta calidad en la práctica de la conservación, y de estimular los intercambios transfronterizos en el área del Patrimonio. Difundiendo el “Poder del Ejemplo”, los premios también buscan promover más esfuerzos y proyectos relacionados con el Patrimonio a través de Europa.

Fondo Ambiente Italiano, National Trust for Italy es una fundación sin ánimo de lucro creada en 1975 concebida siguiendo el ejemplo del National Trust de Reino Unido y formando parte, desde el primer momento del INTO (International Trusts Organisation).

FAI se funda con el objeto de proteger, conservar y mejorar el Patrimonio histórico, artístico y natural italiano a través de la restauración y apertura al público del Patrimonio abandonado que les fuese cedido mediante donación, herencia o préstamo para salvarlo de la decadencia total. Promueve la intervención en defensa del paisaje y el Patrimonio cultural italiano, la educación y la sensibilización de la comunidad con el conocimiento, el respeto y el cuidado del arte y la naturaleza. Su filosofía se resume en:

  • PROTEGER Y PROMOVER
  • EDUCAR Y DAR A CONOCER
  • CONTROLAR E INTERVENIR

FAI participa activamente en tres áreas: la legislativa, las políticas ambientales y las disputas territoriales o emergencias patrimoniales, contando desde los primeros años con importantes donaciones favorecidas por el principio fundacional según el cual los donantes y sus herederos pueden disfrutar como residencia de una parte de la propiedad cedida, sin participar en los costes de restauración, mantenimiento y custodia.

A partir de finales de la década de los ochenta del siglo pasado, la FAI dispone, gracias al apoyo económico de socios y a los donativos, del capital suficiente para iniciar la compra de bienes y proceder a su custodia a través de una significativa red de voluntariado que sigue el modelo de National Trust y que a día de hoy supera en número los 7.000 voluntarios.

En 2003 crea un primer censo nacional bajo el nombre de “Los lugares del corazón”, al cual sucederían otros como el “Día de la Primavera” o el “Proyecto Vía Láctea” siempre promovidos por FAI y apoyados por iniciativas privadas.

A partir de  2010 se desarrolla e implementa una Red de centros de atención en donde  a través de las 116 delegaciones FAI distribuidas por todo el territorio italiano, se recibe información sobre los activos de bienes abandonados o degradados precisados de recaudación de fondos a nivel local. Entre las iniciativas de FAI destaca la creación de FAI INTERNACIONAL, que pretende difundir y promover el patrimonio cultural, artístico y natural italiano en el extranjero a través de un vasto y entusiasta programa de actividades en el que se ha involucrado a varias otras organizaciones culturales europeas e internacionales como INTO, Europa Nostra, National Trust de Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte,  UNESCO y la Unión Europea. Cada una de las Delegaciones de FAI internacional tiene por objeto fortalecer los lazos entre Italia y el país en donde ésta se encuentra sobre la base de un patrimonio cultural común, extendiendo su filosofía. Llevan a cabo su actividad gracias a un comité de voluntarios que cada año organizan una serie de actividades culturales, visitas a los bienes de interés artístico en Italia y en el país en donde se encuentra la Delegación, conferencias y seminarios sobre el mismo y relaciones de trabajo con todas las principales realidades artísticas y culturales de la zona, museos, asociaciones culturales y fundaciones.

Hispania Nostra mantiene, desde su nacimiento en 1976, unos fuertes lazos históricos Europa Nostra, y ello le permite contar con una notable representación en sus órganos directivos y en sus jurados de los premios. Tiene la satisfacción de que los dos últimos presidentes de la institución sean dos españoles: Su Alteza Real Doña Pilar de Borbón y Don Plácido Domingo, su actual presidente.

Santa María de Albarracín (Teruel, España)

La Asociación Hispania Nostra se constituye en 1976 con motivo de la celebración del «Año del Patrimonio Arquitectónico Europeo» y en sintonía con la organización Europa Nostra. Desde 1978, se encarga de la gestión de las candidaturas españolas a los Premios Europa Nostra hoy denominados Premios Unión Europea de Patrimonio Cultural/Europa Nostra y también de los Premios Hispania Nostra. Es una Asociación de ámbito nacional, sin ánimo de lucro y declarada de utilidad pública que se ha marcado como objetivo la protección de todo el Patrimonio Cultural y Natural español denunciando, a través de su Lista Roja, aquellos elementos en riesgo de desaparición, destrucción o alteración esencial de sus valores, contribuyendo a ello, hasta la fecha, única y exclusivamente con la aportación de sus socios y patrocinadores.

Su independencia, tanto política como territorial, la convierten en un elemento aglutinador idóneo de coordinación y comunicación de todas las asociaciones españolas de defensa del Patrimonio, las Comunidades Autónomas y el Ministerio de Cultura. Actualmente, además, está implicada en la creación de una Federación homóloga a Europa Nostra de asociaciones iberoamericanas, lo que supone una repercusión significativa a nivel internacional para cualquier iniciativa que pudiera partir de la propia HISPANIA NOSTRA.

Entre los fines de interés general que persigue, cabe destacar:

  • Defender, conservar, promover, difundir el conocimiento y contribuir a la puesta en valor del Patrimonio Cultural Español y de su entorno, así como del Patrimonio Cultural de carácter hispánico, incluyendo el paisaje y los sitios y lugares significativos desde el punto de vista histórico y cultural.
  • Difundir en España los principios, resoluciones y recomendaciones del Consejo de Europa y de la Unión Europea en el ámbito de la protección, conservación, restauración, rehabilitación, gestión, promoción, difusión y puesta en valor del Patrimonio Cultural y su entorno.
  • Promover y solicitar las medidas legislativas, fiscales y administrativas necesarias para el más eficaz cumplimiento de los anteriores fines.
  • Fomentar la mayor incorporación del Patrimonio Cultural a la vida de los ciudadanos, para que estos participen en su defensa y disfrute y se extienda su respeto, aprecio y conocimiento, haciendo partícipes de este empeño a las nuevas generaciones y procurando que esté presente en los programas de enseñanza.
  • Impulsar la creación de asociaciones, fundaciones y otras organizaciones privadas sin fines de lucro que contribuyan a estimular el interés de la sociedad por nuestro Patrimonio, así como estimular la colaboración mutua y la creación de federaciones cuando sea posible.
  • Adoptar las iniciativas y medidas necesarias para la constitución o participación en Asociaciones, Fundaciones u otros entes cuyos fines no contradigan los expresados en este artículo.

Para el cumplimiento de sus fines HISPANIA NOSTRA lleva a cabo las siguientes actividades:

  • Organizar, por sí misma o en colaboración con otras instituciones, públicas y privadas, en España o en el extranjero, congresos, encuentros, seminarios, cursos y programas de visitas y viajes dedicados al estudio y a la difusión del conocimiento de la protección, conservación, restauración, rehabilitación, gestión, investigación, promoción y puesta en valor del Patrimonio Cultural y su entorno.
  • Promover la realización de toda clase de investigaciones, estudios, proyectos y programas de actuación, ediciones y publicaciones en el ámbito del Patrimonio Cultural y su entorno, por sí misma o en colaboración con otras instituciones, públicas o privadas, en España y en el extranjero.
  • Otorgar, por sí misma o en colaboración con otras instituciones, públicas o privadas, premios y distinciones a las actuaciones de defensa, protección, conservación, restauración, rehabilitación, gestión, investigación, difusión, promoción y puesta en valor del Patrimonio Cultural Español que merezcan, a su juicio, ser ensalzadas.

Su origen se sitúa en 1978, cuando un grupo de voluntarios crean la Asociación de Amigos del Monasterio de Santa María la Real en el municipio de Aguilar de Campoo con el fin de restaurar y rehabilitar edificios históricos movilizando recursos voluntarios y profesionales como foco de dinamización cultural organizando actividades vinculadas con la cultura, el primero el monasterio románico, y simultáneamente formar en oficios a jóvenes desempleados de la zona insertándolos laboralmente.

La entidad experimenta un proceso de crecimiento y diversificación económica, a través de diferentes actividades, innovaciones y empresas. Pasa así a convertirse en 1988 en el Centro de Estudios del Románico, en 1994 se constituye como fundación cultural privada sin ánimo de lucro de duración indefinida y ámbito nacional y finalmente en como Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico en 2014, naciendo de la unión de la Fundación Santa María la Real y la Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León, estando integrado el Patronato por entidades públicas y privadas que van desde Gobierno regional a Confederaciones hidrográfica del Duero, Ayuntamientos y empresas privadas de diverso índole.

La Fundación persigue los siguientes fines:

  • Promover la conservación, restauración y puesta en valor de los bienes integrantes del Patrimonio Cultural, Natural y Social, así como facilitar su conocimiento y difusión con una especial dedicación al arte románico y al Monasterio Santa María La Real de Aguilar de Campoo, así como a los demás bienes patrimoniales de Castilla y León.
  • Proponer y desarrollar programas de formación y de empleo que supongan una dinamización socioeconómica en colaboración con la Administración y con el apoyo de la participación privada dirigido favorecer la inclusión social, el crecimiento personal y la atención a las personas con riesgo de exclusión por razones económicas y culturales.
  • Contribuir al desarrollo económico y social mediante prestación de servicios que favorezcan la integración de los diferentes colectivos que conforman la comunidad. Todo ello mediante promoción de iniciativas, desarrollo de nuevas tecnologías y programas que a nivel nacional o internacional persigan optimizar el bienestar social entre personas y colectivos, prestando especial dedicación a su protección, formación y concienciación.

El activo de la sociedad supera, a día de hoy los 20 millones de euros, entre los diferentes departamentos que la configuran y que de manera simplificada serían:

  • Oficina de desarrollo de proyectos.
  • Centro de estudios del románico.
  • Conservación del patrimonio.
  • Residencias de la tercera edad.
  • Hostelería.

Para el mejor cumplimiento de sus fines, realiza, entre otras, las siguientes actividades:

  • La conservación y restauración de cualquier clase de bienes pertenecientes al Patrimonio Cultural, incluyendo los bienes muebles e inmuebles de interés artístico, histórico, arquitectónico, paleontológico, arqueológico, etnológico, científico o técnico, el Patrimonio documental, bibliográfico y lingüístico, así como las actividades y el Patrimonio inmaterial de la cultura popular y tradicional.
  • Implantación de nuevas tecnologías en el estudio, conservación y difusión del Patrimonio así como en la consecución de la eficiencia energética.
  • La difusión de los valores históricos y artísticos que encierra el Patrimonio Cultural, mediante la promoción, organización y realización de actividades culturales, viajes, concursos, premios, exposiciones, muestras, edición de publicaciones de todo tipo, películas, vídeos, organización de conciertos, recitales, representaciones teatrales, y de fiestas y actos conmemorativos.
  • Fomentar los estudios y la investigación del Arte Románico y de la Cultura Medieval.
  • Extensión de los beneficios de las tecnologías de la información y comunicación aplicadas al Patrimonio y la cultura.
  • Divulgar a nivel nacional e internacional las actividades mediante el intercambio de publicaciones, investigaciones y estudios realizados por la Fundación en el desarrollo de sus fines y mediante su edición en todo tipo de soporte, especialmente en contenidos digitales.
  • Colaborar con entidades universitarias y culturales de ámbito nacional e internacional en relación con la divulgación del Patrimonio cultural y en defensa del idioma castellano.
  • Incorporación a la Sociedad de la Información de los distintos colectivos, especialmente a personas con discapacidad, mayores, etc. En el ámbito de la formación e inserción laboral, la Fundación ha formado a miles de personas y su actividad se ha replicado en países de Sudamérica y África habiendo participado más de 500.000 personas en sus distintos programas de inserción laboral. En el programa Lanzaderas de empleo han participado en estos últimos años más de 3.000 participantes con una media de inserción laboral del 60%.
  • Redactar y actualizar Planes y Programas de desarrollo que se alineen con las actuaciones de carácter público o privado.
  • La concesión de becas o la promoción y realización de toda clase de estudios, proyectos o investigaciones que se juzguen de interés para el conocimiento, la protección o difusión del Patrimonio Cultural.
  • La constitución de museos, centros de interpretación histórica, aulas arqueológicas, creación de rutas culturales, bibliotecas, videotecas, salas de proyección y fonotecas.
  • La organización de congresos, ciclos de conferencias, coloquios, simposios, cursos, máster, actividades educativas y estudios de postgrado, relacionados con el Patrimonio Cultural.
  • EI sostenimiento, difusión y potenciación de la Tarjeta de Amigos del Patrimonio, organizando actividades y estableciendo beneficios y ventajas dirigidos a los socios de la Tarjeta.
  • La organización de actividades y campañas que tengan como objetivo la concienciación social sobre la importancia del Patrimonio Cultural y que promuevan la colaboración ciudadana hacia su conservación, restauración y difusión.
  • Promover la colaboración del sector privado empresarial en las iniciativas de la Fundación y coordinar dentro del propio sector empresarial privado la realización de proyectos conjuntos.
  • La presentación a las distintas Administraciones Públicas de iniciativas que interesen a la defensa del Patrimonio Cultural.
  • La realización de actividades mercantiles, incluso industriales, para la obtención de rentas o ingresos destinados a financiar la consecución de los fines fundacionales o a incrementar la dotación fundacional, de acuerdo con la legislación aplicable.
  • Fomentar el establecimiento de redes y alianzas de colaboración con otras entidades que faciliten la consecución de sus fines.
  • Facilitar las relaciones de convivencia y amistad entre las personas y los pueblos y, en general, cualesquiera otras que, respetando la voluntad de los fundadores

La EUROPEAN HISTORIC HOUSES ASOCIATION (EHHA), fue fundada en 1985, tiene su sede en Bruselas y reúne 19 asociaciones nacionales de casas históricas y tres países observadores. Representa cerca de 50.000 residencias históricas ante instituciones, políticos, medios de comunicación y empresas a nivel europeo y apoya las relaciones con los gobiernos nacionales con el fin de adoptar medidas favorables a nivel europeo para la conservación del Patrimonio cultural y de las residencias históricas.

Sus prioridades son realzar el valor socio económico del Patrimonio y mantener un IVA reducido para los inmuebles históricos y para ello establece los siguientes objetivos:

  • PROMOVER la cooperación europea para la conservación de residencias y jardines históricos privados.
  • PROVEER una plataforma de intercambio de información y de apoyo a diferentes asociaciones nacionales de residencias históricas
  • FOMENTAR el interés común acerca de los aspectos históricos, estéticos, educativos, medioambientales, económicos y sociales de las residencias y jardines históricos.
  • FAVORECER la valorización y mejora de las residencias, parques y jardines históricos para permitir apreciar su belleza y su historia al conjunto de la sociedad
  • PRESERVAR el medio ambiente con medidas de eficiencia energética para/en los inmuebles históricos, y la gestión de parques y jardines
  • LUCHAR contra el tráfico ilícito de bienes culturales
  • CONSTRUIR alianza estratégicas con otras organizaciones
  • IMPLICAR a las nuevas generaciones en la gestión de las pequeñas y medianas empresas familiares

Representa a decenas de millones de ciudadanos europeos que abogan juntas por la necesidad de desarrollar una estrategia europea para el Patrimonio cultural y natural, y persiguen la creación de una colaboración respecto de las políticas europea. Se centran en los IMPUESTOS y el MEDIOAMBIENTE:

  • Fomentar las tasas de IVA reducidas para los trabajos de reparación, mantenimiento y renovación de los edificios históricos, ampliando la opción a una tasa de IVA reducida para los trabajos de restauración generales de edificios residenciales.
  • Impuesto de sucesiones.
  • Lucha contra el robo y el tráfico de bienes culturales.
  • Promover la restauración y la reparación para incentivar el empleo local y logra una reacción en cadena en los alrededores (turismo, actividades culturales) manteniendo un alto estándar de alojamiento para el futuro y evita la construcción de nuevas edificaciones y el consiguiente consumo de recursos
  • Eficiencia energética: Establecer nuevos objetivos a nivel nacional e internacional para mejorar la eficiencia energética, estimulando el mercado energético y combatiendo las barreras. Es necesario considerar los edificios históricos como casos especiales, que deben ser abordados a nivel nacional, en concordancia con las leyes de conservación del Patrimonio.
  • Parques y jardines: Representan una de los principales atractivos de las propiedades y una importante fuente de ingresos a través de la agricultura y las actividades forestales. Los propietarios pueden contribuir significativamente a la preservación de la biodiversidad, gestionando y cultivando sus tierras de manera sostenible. La Asociación europea de residencias históricas, colabora con la Organización de terratenientes europeos (ELO) en diversos proyectos Medio Ambiente Biodiversidad.

La Asociación de Propietarios de Castillos y Edificios Catalogados de Cataluña fue creada en 1992, y es miembro de la EUROPEAN HISTORIC HOUSES ASSOCIATION. Está en permanente contacto con otras asociaciones y entidades a nivel local, nacional y europeo, tanto públicas como privadas, para aunar esfuerzos en pro de la conservación del Patrimonio histórico. Tiene como principal objetivo la conservación, protección y restauración del Patrimonio y está orientada a todos los propietarios de Castillos y Edificios Catalogados en esa comunidad autónoma.

Se trata de la Asociación de referencia en Cataluña para la conservación, mantenimiento y gestión del Patrimonio cultural en manos particulares y pretenden ser una voz común, actuando como lobby ante la Administración con el fin de conseguir los siguientes objetivos:

  • Para que se entiendan las particularidades ante posibles legislaciones
  • Para hacer fuerza y proteger el Patrimonio cómo elemento histórico y arquitectónico indispensable del territorio
  • Para potenciar el papel como defensores del legado cultural y su preservación para el futuro
  • Crear una marca que acoja el Patrimonio privado con garantía de calidad y reconocimiento fuera del territorio que permita actuar con la fuerza del grupo

Tiene como objetivo ser el punto de acogida, de información y asesoramiento de todos los propietarios en temas legales y fiscales, en temas técnicos de conservación y restauración  y en temas de gestión de los negocios y actividades en los edificios. Se trata de constituir una comunidad para compartir y conocer con otros propietarios con las mismas problemáticas  y conocer otras soluciones y gestiones que enriquezcan la visión y sirvan de inspiración a través de:

MONUMENTA ha establecido acuerdos de colaboración con entidades públicas, que permiten acceder a informaciones y contactos que ponen a disposición de sus socios y de descuentos especiales en el caso de que alguno de ellos quiera estar asociado directamente con las ventajas que conlleve en cada caso.

MONUMENTA ofrece al socio su asesoramiento independientemente del uso privado que hagan de los mismos: inicio de un negocio alrededor del edificio, apertura a visitas u otras actividades puntualmente, apertura de un negocio durante todo el año o proyecto de inicio de un negocio para rentabilizar el edificio. Los socios disponen de apoyo y asesoramiento, a la vez que una primera consulta gratuita de sus servicios de asesoría jurídica y técnica: la ASESORÍA JURÍDICA informa de las subvenciones que se puedan solicitar, le asesorará y apoyará frente a la Administración, en los problemas sucesorios o legales, y aconsejará frente a cualquier escollo legal que se le pueda presentar y la ASESORÍA TÉCNICA asesora en la conservación, mantenimiento, restauración o cambio de uso del edificio.

Independientemente de la asistencia a ferias y congresos, organización de seminarios, conferencias y publicaciones para acercar el conocimiento a sus socios, se han desarrollado una serie de programas concretos:

  • BIENVENIDOS A LOS MONUMENTOS se ofrece un servicio de coordinación y reservas, para acercar los castillos y edificios al público cultural que desee realizar visitas guiadas.
  • … AL ALOJAMIENTO si las inquietudes de los propietarios pasan por convertir la casa en un hotel, se facilita la reserva de los alojamientos.
  • ….. AL CINE Y LA PUBLICIDAD Si tus inquietudes se dirigen hacia este mundo, pero quieres discreción y privacidad, las casas pueden estar en su catálogo abierto a todo el mundo, y MONUMENTA hace de intermediario entre la productora y el socio.
  • ….. A LOS JARDINES mediante el estudio de jardines históricos y la organización de jornadas abiertas al público de los jardines propiedad de sus asociados.

FONDATION DU PATRIMOINE fue creada en Francia por la Ley de 2 de julio de 1996 inspirándose en National Trust del Reino Unido. Es una organización independiente sin ánimo de lucro cuya misión es defender y promover el Patrimonio en peligro de extinción que no está protegido por el Estado, centrándose fundamentalmente en el Patrimonio rural, también llamado “Patrimonio local”, que es una herencia no clasificado ni inventariada.

Es una entidad privada, creada por el Estado para cumplir una misión de interés general, pero gestionándose como una organización privada para lograr una mayor flexibilidad y adaptación a la gran diversidad del Patrimonio local, pudiendo asimilarse a una privatización de los servicios públicos. El Consejo de Administración está formado por representantes del Gobierno (Ministerios del Interior, Cultura, Medio Ambiente, Senado, Asamblea Nacional), el Instituto y personas cualificadas para el desempeño de las tereas de la fundación. Se trata de una estructura que permite movilizar a actores del sector privado (empresas y particulares) en favor del Patrimonio a la que en 1997 la Ley reconoció incluso de utilidad pública con el fin de dotarla de una mayor legitimidad.

La FONDATION DU PATRIMOINE ha recibido la misión del Estado de salvaguardar y exhibir las muchas riquezas desconocidas del Patrimonio francés que pudieran estar en riesgo y que se han ido construyendo durante siglos en el medio rural. Para ello moviliza tanto medios colectivos (autoridades locales, asociaciones, empresas) como individuales a través de programas de restauración en torno a los bienes que ocupan un lugar importante en la memoria colectiva con el fin de dotar de un nuevo impulso popular al Patrimonio local.

Las oficinas centrales de FONDATION DU PATRIMOINE están en París, y en ella trabajan la parte superior de la jerarquía y aproximadamente un equipo de quince personas en labores administrativas de gestión financiera, control de gestión, asociaciones y comunicación. El Consejo de Administración es el órgano de gobierno y orientación de la base; están presentes representantes de muchas instituciones estatales, así como grandes empresas matrices. Su actual presidente, voluntario, es Charles de Croisset, también tecnócrata, que proviene de círculos industriales y financieros.

El resto del personal de estructura lo constituyen los Delegados regionales y departamentales, distribuidos por toda la geografía francesa. La presencia local es un aspecto importante de la labor de la Fundación, ya que al estar en contacto con los propietarios de manera directa es lo más eficaz, reforzándo así su carácter de servicio público alineado con la idea de un Estado descentralizado. Los delegado regionales cuentan con amplios poderes y su selección por parte de la oficina central es rigurosa, siendo designados, a menudo, por disponer de una amplia agenda de contactos, siendo provenientes en su mayoría de altos círculos financieros, la Administración, la justicia o direcciones de negocio. A ellos corresponderá la selección de sus Delegados departamentales.

La otra parte del personal de la Fundación la constituyen los voluntarios, que generalmente son jubilados. Su reclutamiento se realiza con bastante facilidad, y a menudo a través de las comunicaciones internas de la Fundación con sus asociados. Los voluntarios son de orígenes muy diversos y a menudo, son sus profesiones las que les han conducido a un interés por el Patrimonio: archiveros, banqueros, periodistas, fotógrafos, financieros, arquitectos, ingenieros, etc. y en función de sus conocimientos y  contactos son asignados a los distintos Departamentos, dependiendo su eficacia únicamente de su motivación. Para ellos, la Fundación proporciona una transición entre su vida laboral y la jubilación completa.

Los objetivos de la FONDATION DU PATRIMOINE son los siguientes:

  • Fomentar la conservación y mejora de los bienes amenazados por el deterioro o la desaparición, y sensibilizar a los actores locales de la necesidad de restaurarlas, la riqueza de la memoria local y la identificación de edificios.
  • Promover acuerdos entre el sector público y el privado. Los delegados trabajan mano a mano con los distintos servicios del Estado y tienen acuerdos con las autoridades locales y las asociaciones locales de la conservación del Patrimonio, esforzándose por movilizar el patrocinio de las empresas locales. La Fundación no es en ningún caso el contratista principal de los proyectos de restauración.
  • Participar, a menudo económicamente, para lograr, a través de programas de restauración concertados, la ejecución de proyectos.
  • Favorecer, directa o indirectamente, la transmisión de oficios y habilidades y la creación de puestos de trabajo, lo que contribuye a la restauración del Patrimonio local como palanca del desarrollo local.

Otro activo importante de FONDATION DU PATRIMOINE lo constituye la emisión de un “certificado de marca” o sello de calidad que emite la propia Fundación y que supone una herramienta de incentivos fiscales

Para llevar a cabo sus objetivos, la FONDATION DU PATRIMOINE cuenta con una serie de fondos de origen mixto:

  • Asignación de una fracción del producto de sucesiones latentes (la fuente más importante de financiación).
  • Aportaciones de las personas físicas y jurídicas que son miembros de la Fundación.
  • Patrocinio de individuos y negocios.
  • Recursos de fuentes públicas: la subvenciones a las regiones, los departamentos, la cooperación intermunicipal pública y común.

Entre el objeto de su interés, encontramos edificios no habitables situados tanto en el área rural y urbana que constituyen un pequeño Patrimonio local (palomares, lavaderos, hornos de pan, artesanías locales, etc.), los edificios habitables y no habitables particularmente representativas de la herencia rurales (casas, graneros), e incluso en las zonas urbanas los edificios habitables o inhabitables, con interés paisajístico.

La inclusión de un bien en estos programas permite a un particular beneficiarse de las deducciones fiscales y subsidios durante la restauración y en una propiedad particularmente representativa dentro del Patrimonio protegido. La concesión de las ayudas será condicionada al cumplimiento de ciertas obligaciones por parte del receptor, incluyendo la preservación del edificio durante al menos diez años a partir de la fecha de finalización del trabajo, la apertura al público durante el mismo período y la falta de relación financiera o familiar entre el propietario y contratista ejecutor de las obras.

La FONDATION DU PATRIMOINE no asume por sí misma la ejecución de los proyectos de restauración por el hecho de estar a caballo entre la gestión pública y privada. La base de su actuación es buscar al propietario de un bien con interés patrimonial y con ganas de restaurarlo, o de no existir esa necesidad, hacerle entender que sería interesante hacerlo. Una vez decidido el proyecto, la fundación designa un líder del proyecto y organiza una suscripción inscrita en el contexto de la movilización popular para la conservación del Patrimonio y cuyo éxito dependerá de su habilidad para comunicar y promover el interés del proyecto. Es en este proceso en el que la Fundación hace valer su activo, ya que, de acuerdo con el Estado, permite a cualquier donante deducir del impuesto sobre la renta el importe suscrito.

El propietario puede deducir el 50% del coste de la restauración de su total de ingresos gravables del trabajo durante un período de 5 años. De la misma manera que el propietario puede deducir el 100% de la renta de la tierra si la propiedad es arrendada.

Además del apoyo financiero logrado por la suscripción pública, la Fundación puede también, si dispone de medios propios en ese momento, subvencionar directamente un 5% del Proyecto, una vez que los trabajos de restauración se hayan iniciado y superado el 5% inicial del coste de la obra.

La Fundación de Casas Históricas y Singulares es una organización sin ánimo de lucro, de ámbito nacional, constituida en 1998, perteneciente a la  EUROPEAN HISTORIC HOUSES ASOCIATION

Su principal objetivo es propagar el conocimiento y fomentar la conservación y el mantenimiento de edificios de carácter histórico y singular especialmente de aquellos que son de titularidad privada. Muchos de estos edificios, de indudable interés cultural integran el imaginario de los españoles como parte de su memoria histórica y como símbolos de la riqueza cultural de España.

Estos inmuebles forman muchas veces conjuntos patrimoniales de gran valor, no sólo por los bienes muebles que pueden contener y que forman con ellos una unidad cultural, sino también por la relación que entablan con su entorno, sea un jardín singular o el espacio natural circundante, de igual valor histórico y ecológico, que la trama urbana e histórica de la ciudad donde se encuentran.

La gestión de este importante Patrimonio Histórico ofrece enormes posibilidades como factor de desarrollo sostenible y generador de riqueza del entorno al fomentar la creación de nuevos puestos de trabajo en áreas tan distintas como la hostelería, el turismo rural, el turismo cultural, la didáctica del Patrimonio, la conservación y restauración arquitectónica, el alquiler de espacios, la venta al menor de productos típicos y artesanales, etc. Por ello, desde la Fundación se procura una cooperación con las distintas Administraciones Públicas con el objetivo de compaginar el deseable enriquecimiento cultural de la sociedad, con el necesario y correcto mantenimiento de estos bienes no renovables a través de los siguientes fines:

  • Fomentar todas las actividades dirigidas al conocimiento, conservación y mantenimiento de las casas históricas y singulares, de parques y jardines, así como de aquellos bienes muebles que contengan, y que formen con ellas una unidad histórica y cultural.
  • Colaborar en proyectos dirigidos a divulgar el valor que representan las casas históricas para el Patrimonio Cultural español.
  • Contribuir al mejor uso de los inmuebles culturales según su interés histórico, arquitectónico y artístico y potenciar su función sociocultural.
  • Contribuir a la mejor formación e información de los propietarios de casas históricas y singulares, tanto de sus derechos y obligaciones derivados de la condición de propietarios, como en todo lo referente a los problemas técnicos que puedan presentar los referidos inmuebles.
  • Incrementar el reconocimiento público de la labor de conservación llevada a cabo por generaciones de propietarios.
  • Promover la obtención de ayudas y compensaciones de naturaleza económica, financiera y fiscal, o de cualquier otra índole, que faciliten a los titulares el mejor cumplimiento de las obligaciones que les impone la legislación vigente en materia de Patrimonio Histórico y Cultural.
  • Coordinar las actividades de esta Fundación con las de otras entidades nacionales e internacionales de objetivos afines a los nuestros, en especial la “Unión Europea de Asociaciones de Casas Históricas”.